Senderos Cortos: JUVILES

Tramo Duración
aprox.
Distancia Cota Desnivel
Inicial Final Mín. Absoluto Subida Bajada
Tímar - Juviles por:
el Camino viejo
55' 2.498 1.070 1.259 1.042 189 244 -55
Juviles - Tímar por:
el Tajo del águila
35' 2.113 1.259 1.070 1.070 -189 65 -254
TOTAL 1h 30' 4.611 - - - 0 309 -309

Mapa del itinerario
PERFIL DE LA RUTA Perfil del itinerario

    Se trata de una marcha de unos 90 minutos de duración que nos permitirá conocer Juviles, un pueblo donde poder abastecernos de algunos productos básicos, ya que encontraremos algunas tiendas, farmacia y bares, pero que desgraciadamente ya está padeciendo (en sus construcciones) la presión urbanística. El sendero, aunque no presenta excesivas dificultades, transcurre atravesando parajes sumamente espectaculares, por lo escarpado del terreno, y de gran belleza como son las distintas vertientes de 'El Fuerte' o el impresionante 'Tajo del águila'.

Precauciones: A parte de un calzado apropiado, conviene llevar algún bastón, o elemento contundente similar ya que, en el tramo que hay tras cruzar el río Nieles y seguro que encontraremos zarzas, aulagas y otras plantas "espinosas". Vertientes de el Fuerte sobre el río Nieles

¿Cómo llegar?:
    Se parte de la plaza del pueblo con dirección Oeste, hacia Nieles (ver plano del pueblo), y al llegar a la altura del cementerio lo rodearemos, subiendo a la era que existe junto a él, y tomaremos una pequeña vereda que nace junto a las tapias de este y que pasa bajo la chimenea de la antigua fábrica de mercurio. Enfrente tendremos "El Peñón 'Hundío'".

    Continuaremos la marcha por la vereda con dirección hacia el río Nieles (desgraciadamente, en el cerro de enfrente, todavía se observan los restos de un antiguo vertedero de basuras de Juviles). En la foto adjunta se puede llegar a apreciar la vereda por la que deberemos marchar, así como restos de la antigua conducción utilizada para llevar el agua a la fábrica de mercurio.

    Tras cruzar el río por un frondoso paraje, en el que hay una pequeña explanada a cuyo borde hay una cascada, donde confluyen los dos arroyos que forman el río Nieles, el camino sigue discurriendo por el margen izquierdo del arroyo (y que no es necesario cruzar).

El trazado de la vereda se hace paulatinamente más marcado, aunque estemos rodeados literalmente por las zarzas y los matorrales, no aclarándose este hasta poco antes de llegar a las inmediaciones de un pequeño cortijo.

    A partir de este punto la vereda se despeja y, tras pasar junto a otro cortijillo y una alberca, este se hará empedrado y mucho más amplio. El camino continua ascendiendo de forma continuada, entre rocas y paredes de piedra recubiertos por hiedras y otras enredaderas, que hacen el trayecto sumamente agradable a pesar del esfuerzo que supone.

    En las proximidades del pueblo, poco antes de llegar al barrio Bajo de Juviles (aunque este aún no se vea), se pasa junto a una enorme roca de más de 20 m. de altura llamada la "Pisada del gigante"; el nombre se debe a la existencia de una marca con forma de "pisada", de gigantescas proporciones que hay grabada en una de sus paredes. Para poder verlo hay que prestar atención, porque desde la vereda no está señalizado, y al pasar bajo unas enormes encinas hay que salirse unos metros del camino que seguimos.

Huella del gigante Huella del gigante

    Cuando conseguimos tener Juviles a la vista y la vereda se ha convertido en una pista, podremos optar entre dos caminos para continuar:

  • por la vereda, que vuelve a aparecer unos metros más adelante girando hacia la izquierda, entre numerosos restos de basura, con dirección a la Iglesia del pueblo.


  • o seguir por la pista, que ha sido excavada salvajemente en la roca (ver foto) y que a pesar de los carteles de prohibición discurre por un paraje que está también lleno de basura, que nos conduce a un "magnífico" bloque de pisos, de 4/5 plantas, tras el descomunal edificio del secadero de jamones.

Alberca de Juviles en el camino de Tímar
Vista de El Fuerte y una alberca, desde el camino a Juviles

    El regreso a Tímar desde Juviles lo efectuaremos siguiendo la ruta GR-7, la cual se encuentra perfectamente marcada en todo su recorrido, que encontraremos a las espaldas del mencionado secadero de jamones.
Tajo del águila
    Durante el descenso podemos efectuar dos interesantes desvíos, que se encuentran señalizados y que ya hemos comentados:

- La Fuente agria de Juviles:

un recóndito manantial de aguas ferruginosas, que se ha adecuado como lugar de descanso.

  Se llega tomando, a poco de salir del pueblo, justo antes de cruzar el río Nieles, un desvío a la izquierda y marchando corriente arriba por el borde del agua durante unos 200 metros; también se puede acceder siguiendo el cauce de una pequeña acequia de obra (que habremos visto unos metros antes de llegar al río) y que discurre unos metros por encima de este.
- El Fuerte:

escasas ruinas de una antigua fortaleza árabe situadas en la cumbre del cerro del mismo nombre, sobre Tímar, a las que por su importancia hemos dedicado todo un apartado específico para su estudio.

  Este segundo desvío se toma un poco más adelante, a nuestra derecha, tras pasar la alberca de la anterior fotografía y dista de la vereda principal tan solo unos 10 minutos de marcha.

    En el margen izquierdo del camino, separado unos 15 m. de este, después de haber pasado el desvío al Fuerte y antes de llegar a una zona de launares que hay que atravesar, podemos ver los restos de un antiguo horno de cal en bastante buen estado de conservación.

    Como ya hemos mencionado en la descripción de otras rutas, el trayecto de vuelta pasa junto al impresionante Tajo del águila y posteriormente bajo La piedra amarilla.

  Ampliar:   900x418 - 62Kb  

El Fuerte Tajo del águila                     El Fuerte                                         Juviles
Vista de 'El Fuerte' en la que se pueden apreciar las distintas veredas de acceso

[ Arriba ] - [ Volver ]

Avance secuencial
El 'guiaero'
Anterior
Inicio
 Inicio
Senderos: El Lobrasán
Siguiente